La principal limitación que posee el vidrio es su conocida fragilidad. En Vinalsa, sometemos al vidrio a un proceso de templado térmico incrementando su resitencia mecánica en un 400% – 500% y aumentando su resistencia térmica de 60°C a 240°C, transformándolo así en un vidrio de seguridad.

El templado térmico, consiste en elevar la temperatura del vidrio hasta los 650°C, a este proceso le sigue un enfriamiento brusco mediante aire frio soplado de forma controlada sobre ambas caras.

El vidrio templado térmico esta considerado como vidrio de seguridad. El vidrio templado es recomendado en mamparas de ducha, pistas de squash, pistas de pádel, separación de ambientes. En definitiva, en toda área susceptible de poner en riesgo a las personas en caso de rotura, o que requiera una gran resistencia mecánica o térmica.

Templado plano

vidrio templado roto

Templado Curvado

vidrio templado térmico curvo expositor

Templado Curvado Cilíndrico

vidrio curvado cilindrico colores